EEOC Seal

U.S. Equal Employment Opportunity Commission



PRESS RELEASE
5-9-11

La Compañía Fisher Nut Resolverá Una Demanda Por Represalia De La EEOC

$150,000 para Trabajadoras que Presentaron una Queja ante la EEOC

SAN JOSE, CALIF. — La compañía procesadora de almendras Fisher Nut en Modesto, California, ha acordado pagar $150,000 a siete empleadas Latinas e implementar medidas preventivas para resolver una demanda federal de represalias, la Comisión Federal de Igualdad de Oportunidad en el Empleo (EEOC) anunció hoy.

La investigación de la EEOC encontró que un grupo de trabajadoras Latinas sufrió numerosas consecuencias por haber asistido a una reunión informal, la cual resultó en una queja de discriminación introducida ante la agencia. Algunas de las trabajadoras fueron sujetas a amenazas verbales y a amonestaciones irracionales de sus supervisores inmediatos; en uno de los casos, una trabajadora fue amonestada por “reírse durante el transcurso del día de trabajo.” Todas las trabajadoras, con excepción de una, fueron transferidas de sus varios puestos a otros al nivel de entrada inicial en la clasificación de las almendras, generalmente considerado el peor trabajo en la planta. Finalmente, todas las trabajadoras fueron despedidas en un plazo de dos meses a partir de la reunión informal, dijo la EEOC.

La represalia por reportar o quejarse de la discriminación laboral viola el Titulo VII de la Acta de los Derechos Civiles de 1964. La EEOC presentó una demanda (EEOC v. Fisher Nut Company, Acción Civil No. CV 10-01794 en la Corte Federal de los Estados Unidos para el Distrito Norte de California, División San Jose) después de tratar de llegar a un acuerdo voluntario por medio del proceso de conciliación.

Bajo el decreto de consentimiento que resuelve la demanda, Fisher Nut no admite responsabilidad pero pagará $150,000 a las mujeres y capacitará a sus gerentes y supervisores sobre las leyes contra la discriminación, distribuirá su póliza contra la discriminación a todos los empleados, proporcionará desagravio por mandato judicial y permitirá que la EEOC monitorice el lugar de trabajo por el próximo año.

“Debido al hecho de que estas trabajadoras son vulnerables a las represalias que puedan ser encubiertas por el carácter temporal de su trabajo, era prioridad dedicarse a este caso,” dijo William R. Tamayo, Abogado Regional para la EEOC. “La EEOC no puede lograr su meta de igualdad de oportunidad en el empleo a menos que los trabajadores se sientan seguros con su derecho de hablar en contra de la discriminación sin tener miedo de sufrir represalias por parte del empleador.”

Michael Baldonado, Director del Distrito de San Francisco de la EEOC agregó, “debo señalarlo a los empleadores: castigar a un empleado que participa en presentar una queja a la EEOC solamente multiplica los problemas del empleador.”

Baldonado hizo notar que el número de quejas de represalias introducidas en la EEOC en el año fiscal de 2010 (36,248) fue m á s del triple del número de quejas de hostigamiento sexual (11,717), y ha sobrepasado el número de quejas de la discriminación racial (35,890) como el mayor problema que los trabajadores alegan al introducir una queja con la agencia.

La EEOC hace cumplir las leyes federales que prohíben la discriminación laboral. Información adicional acerca de la EEOC esta disponible en la página de Internet www.eeoc.gov.