Skip top navigation Skip to content

Print   Email  Share

PRESS RELEASE
1-30-19

Atlantic Capes Fisheries & BJ’s Service Co. Pagará $675,000 Para Resolver Demanda Por Acoso Sexual Y Represalias Por La EEOC

BOSTON - Atlantic Capes Fisheries, Inc. (ACF), una cosechadora y procesadora de mariscos con sede en Nueva Jersey, y BJ's Service Co., Inc., una agencia de personal ubicada en New Bedford, Mass., pagará $675,000 y proporcionará otro alivio para resolver una demanda por acoso a base de sexo y represalias presentada por la Comisión Para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo de los Estados Unidos (EEOC), anunció hoy la agencia federal.

Según la demanda por la EEOC, las mujeres en las instalaciones de ACF en Fall River, Massachusetts, fueron sujetas a acoso sexual continuo y grave desde al menos del 2013. El acoso sexual, que, según la EEOC, fue perpetrado por gerentes, supervisores de línea y compañeros de trabajo, incluyendo manoseos no deseados, solicitudes sexuales y comentarios vulgares sobre los cuerpos de las trabajadoras. A pesar de saber del acoso constante, ni ACF ni BJ hicieron ningún esfuerzo para detener el acoso o castigar a los acosadores, acusó la EEOC. Además, las dos compañías despidieron a dos de las mujeres, Mirna Pacaja y Paula Carrillo, luego de que presentaron quejas de discriminación ante la EEOC, según la demanda.

Dicha supuesta conducta viola el Título VII del Acta de Derechos Civiles de 1964. La EEOC presentó su demanda (Acción Civil Núm. 1: 17-cv-11860) en el Tribunal de Distrito de los EE. UU. Para el Distrito de Massachusetts el 27 de septiembre del 2017, después de primero intentar llegar a un acuerdo previo al litigio a través de su proceso voluntario de conciliación.

Bajo los términos del decreto de consentimiento de cuatro años que resuelve la demanda, las mujeres que hayan trabajado en las instalaciones de Fall River de ACF en cualquier momento después de enero del 2013 y que hayan sufrido acoso sexual serán elegibles a recibir una parte del acuerdo monetario. El decreto exige que los empleadores creen y/o revisen sus políticas que prohíban la discriminación sexual (incluyendo el acoso) y las represalias y que proporcionen capacitación relacionada a sus gerentes y trabajadores. Las políticas y la capacitación deben estar disponibles tanto en inglés como en español, ya que la mayoría de los trabajadores en las instalaciones de Fall River de ACF hablan español.

Además, el decreto requiere que ambos empleadores retengan, rastreen e investiguen las quejas de acoso sexual y que proporcionen copias de esas quejas a la EEOC durante la vigencia del decreto. El decreto también requiere que ACF emplee a un profesional de recursos humanos que sea bilingüe en inglés y español. 

El decreto de consentimiento que resuelve el caso, cual fue aprobado hoy por el tribunal, prohíbe a ACF y BJ's de violar el Título VII al permitir que ocurra el acoso sexual a los empleados y tomar represalias contra cualquier persona que se haya opuesto a prácticas ilegales según el estatuto, incluyendo oponerse al acoso sexual. 

 "Incluso en la era del movimiento "#MeToo," muchos empleados, especialmente los trabajadores inmigrantes y de bajos salarios, temen presentar denuncias de acoso sexual," dijo la Abogada Principal Litigante de la EEOC Sara Smolik. "Las cuatro mujeres valientes que presentaron quejas de discriminación ante la EEOC en este caso alertaron a la agencia sobre el acoso sexual generalizado que les estaba afectando a ellas y a muchas de las trabajadoras en la instalación. "Debido a que tuvieron el coraje de dar un paso adelante, la EEOC pudo investigar y presentar esta demanda para mejorar las condiciones de trabajo para todos."

El Abogado Regional de la EEOC Jeffrey Burstein dijo, "El decreto garantiza que ACF y BJ cumplan con la ley y brinden capacitación crucial y cambien sus políticas que educarán a sus fuerzas laborales sobre sus derechos según el Título VII. Tenemos la esperanza de que, con estos cambios, ACF y BJ ejemplifiquen las mejores prácticas de empleo en la industria de productos del mar en la costa sur de Massachusetts. "

Kevin Berry, director del distrito de Nueva York de la EEOC, agregó, "Todos los empleadores deben ser conscientes de que tienen la responsabilidad de prevenir el acoso sexual de sus empleados. Los empleadores también deben asegurarse de que tienen múltiples vías para que los empleados se quejen del acoso y que esas vías de denuncia sean claras y compartidas con todo el personal."

Sara Smolik y Adela Santos fueron las principales abogadas litigantes de la EEOC para este caso.

La Oficina de Distrito de Nueva York de la EEOC supervisa a Nueva York, el norte de Nueva Jersey, Connecticut, Massachusetts, Rhode Island, Vermont, New Hampshire y Maine.

La EEOC promueve las oportunidades en el lugar de trabajo al hacer cumplir las leyes federales que prohíben la discriminación en el empleo. Más información está disponible en www.eeoc.gov. Manténgase conectado con las últimas noticias de la EEOC suscribiéndose a nuestras actualizaciones por correo electrónico.