Skip top navigation Skip to content

Print   Email  Share

PRESS RELEASE
3-2-16

AT&T Debe Pagar $250.000 y Ademas Reinstalar a un Empleado Para Transar Demanda de Discrimen por Discapacidad

Gigante de las telecomunicaciones removio a un empleado técnico con una discapacidad visual de sus labores, haciendo caso omiso de la petición de acomodo razonable, reclamo la agencia federal.

SAN JUAN, Puerto Rico - AT&T, una compañía de telecomunicaciones multinacional, pagará $250.000, reinstalará al empleado y proveera otros remedios en ley para transar una demanda de discrimen por discapacidad radicada por la Oficina para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC por sus siglas en ingles), anunicio la agencia hoy.  En la demanda la EEOC reclamo que la empresa fallo en proveer un acomodo razonable a un empleado con un impedimento visual que había trabajado para la compañía desde el año 2001.

Según la demanda del EEOC, Miguel Meléndez comenzó a trabajar como técnico de interruptor en el año 2001 para la compañía predecesora, Centennial. En el año 2008, Meléndez se convirtió en una personas con una discapacidad visual debido a la condición de diabetes. En el año 2009, el médico de Meléndez lo autorizó a regresar al trabajo, momento en el que Meléndez solicitó un acomodo razonable para su discapacidad visual. Específicamente, solicitó el uso de programas de computadoras de tecnología adaptativa, que le permitiría utilizar las computadoras y programas y así poder realizar las funciones esenciales de su trabajo como técnico del interruptor.

Ni el predecesor de AT&T, Centennial, ni el mismo AT&T proveyeron una respuesta a la solicitud de acomodo razonable hecha por Meléndez.  Mientras tanto, Meléndez fue removido de su posición y no se le permitio regresar al trabajo, mientras que la empresa continuaba ignorando su solicitud de acomodo razonable.  Después de esperar por una respuesta cerca de un año y medio, Meléndez fue removido de su posición, indico la EEOC.  Meléndez presentó una querella de discrimen ante la EEOC en octubre de 2010.

Tal conducta viola la Ley de Americanos con Impedimento de 1990, según enmendada  (ADA, por sus siglas en ingles).  La EEOC presentó esta demanda (EEOC v. AT&T, caso 3:11-cv-01964-CCC) en la Corte de Distrito Federal para el Distrito de Puerto Rico después de investigar la misma y tratar de llegar a un acuerdo por medio de su proceso de conciliación.  Meléndez intervino en la querella de la EEOC y planteó reclamos adicionales de discrimen bajo leyes federales y locales. Los abogados del interventor del demandante fueron la Licenciada Loira M. Báez Acosta y el Licenciado Ivan E. Aponte-Gonzalez, ambos de San Juan, Puerto Rico.

Bajo el Decreto para resolver las reclamaciones de la EEOC, ademas de la compensación monetaria significativa,  AT&T acordó restituir a Meléndez en una posición nueva en sus facilidades de San Juan y ofrecerle un acomodo razonable según lo establece la Ley ADA.  AT&T también realizará adiestramientos anuales a sus ejecutivos en Puerto Rico, publicará avisos sobre la demanda en sus sucursales en Puerto Rico donde se encuentran sus representantes de servicio al cliente y sus empleados de operaciones de campo y reportará al EEOC cualquier querella bajo la Ley ADA en Puerto Rico.  AT&T también aceptó participar en un porceso afirmativo de reclutamiento de personas con discapacidades visuales.  Esto mediante la cooperación de organizaciones locales que sirven a esa fuerza laboral.

"Es importante que los patronos tomen en serio las solicitudes de acomodo razonable de las personas con discpacidades para así actuar de una manera rapida y oportuna," indico el Director de la Oficina de San Juan William R. Sanchez. "No se puede ignorar el requisito de la ley federal a participar en el proceso interactivo con el empleado".

El Director de la Divisió Legal en el Distrito de Miami Robert Weisberg agregó: "bajo los términos de este decreto, Meléndez puede volver a trabajar en AT&T con un acomodo razonable. Este resultado satisface los objetivos de la Ley ADA, uno de los cuales es que los trabajadores como Meléndez seguirán participando en la fuerza laboral. Esperamos que las empresas tomen nota de este caso como un ejemplo de cómo los trabajadores pueden participar productivamente en la fuerza laboral, y cómo los estereotipos sobre la discapacidad de un empleado no pueden y no deberían determinar el destino de un empleado en ninguna empresa."

EEOC es responsable de hacer cumplir las leyes federales en contra del discrimen en el empleo. Tha Oficina de Distrito de Miami incluye Florida, Puerto Rico y las Islas Vírgenes Americanas. Para obtener más información puede conectarse a la página web www.eeoc.gov.